La identidad corporativa o identidad visual (IVC) es la manifestación física de la marca. Hace referencia a los aspectos visuales de la identidad de una organización. Esta identidad corporativa está relacionada directamente con los siguientes atributos: historia o trayectoria de la empresa, proyectos y cultura corporativa, es decir, cómo se hacen las cosas.

En general incluye un logotipo y elementos de soporte, generalmente coordinados por un grupo de líneas maestras que se recogen en un documento de tipo Manual Corporativo.

Identidad corporativa siempre como un sistema

Deben ser ilustraciones que comunican un mensaje claro que se diluye en las aplicaciones: la identidad corporativa de una organización no puede ser estática, debe ser dinámica a través de un sistema que se adapte al menos a todas y cada una de las aplicaciones donde va a aparecer, que hoy gracias al mundo digital son muchas, sin hablar que debería adaptarse a cada uno de los segmentos de mercado a los que va dirigido.

Dependiendo de si es necesario crear o no un nuevo posicionamiento de la Marca, deberemos hacer variaciones o incluso crear toda una identidad corporativa para la Marca y todas sus aplicaciones:

  • Creación, desarrollo y aplicación de Imagen corporativa.
  • Packaging y Merchandising.
  • Material de Prensa.
  • Piezas Publicitarias, adaptaciones y artes finales.
  • Diseño y maquetación de Revistas, Catálogos, Folletos.
  • Decoración de eventos y Señalética.
  • Diseño y Programación de Páginas Web y e-card.

Diferencia entre logotipo, Marca y Branding

Logotipo es la representación gráfica de la Marca y Branding son las acciones para que el logotipo sea una Marca, es decir, sea reconocido por los consumidores, atribuyéndola los valores que hacen diferente un producto de otro.

¿Fácil no? La teoría es sencilla de explicar, todos entendemos la diferencia entre estos tres conceptos. La práctica es otra cosa.

manual de marca
ejemplo de identidad corporativa

Si bien es cierto, que a veces confundimos el logotipo con la Marca, no siendo menos cierto que a veces coincide cuando tenemos un logotipo tipográfico, aunque siempre hay un diseño gráfico, aunque sea por la elección de la tipografía o el color.

Debemos aclar por si alguien tiene alguna duda que el proceso de darle un nombre a la organización, también denominado naming, no tiene porque corresponder al nombre legal, aquel que hemos registrado en el Registro Mercantil.

En muchas ocasiones, nos esmeramos por tener un bonito logotipo, que nada tiene que ver con la organización en cuanto a que no representa la misión, visión y valores de la empresa, es decir le falta un trabajo de estrategia.

Un logotipo no es como ponerle un nombre a un niño, en este caso, debemos conocer bien a lo que le vamos a dar el nombre. Al recién nacido no sabemos cómo va a ser. Le ponemos el nombre a ciegas. En el mundo de la empresa no podemos ir con los ojos vendados.

Pero no sólo eso, si no que una vez que le hemos dado un nombre y un gráfico a nuestro proyecto, no por ello los clientes magicamente tienen que conocer nuestra Marca, hace falta Marketing para que sea reconocida en el Mercado, crear Marca, es decir Branding.

Por lo tanto se podría decir que es una secuencia, primero creamos el logotipo, despues de llevar cabo un trabajo de Consultoría Estratégica, y cuando ya tenemos la mejor representación visual, tenemos que darla a conocer: branding. Y será entonces y sólo entonces cuando haremos creado una Marca.

La manera de saber si estamos haciendo una buena estrategia de branding es utilizar el indicador que nos muestra el alcance de nuestra Marca. La manera o una de ellas, es las veces que en el buscador nos buscan por el nombre de nuestra Marca.